Una de las principales dudas de las mujeres al buscar el embarazo es si se puede sentir algo cuando el óvulo es fecundado. A continuación, no sólo respondemos a esta pregunta sobre la base de estudios médicos sino que, además, te presentamos los síntomas tempranos de embarazo. ¡Continúa leyendo!

¿Existen síntomas del óvulo fecundado?

Cómo saber si el óvulo fue fecundado
¿Es posible saber si el óvulo ha sido fecundado antes de la fecha de la posible regla?

Cuando buscamos el embarazo, solemos ponernos ansiosas y monitorear hasta el último síntoma o posible síntoma que indique que hemos tenido éxito. Por este motivo, no es raro preguntarse si se puede sentir algo cuando el óvulo es fecundado.

La realidad es que no existen datos que permitan corroborar la existencia de síntomas de la fecundación del óvulo. Es decir que sentir algo cuando se produce la fecundación no es posible.

«¿En serio? ¿No se siente absolutamente nada? ¿Y cómo puedo saber si mis cálculos de ovulación fueron correctos?» Lamento decirte que deberás tener paciencia y esperar hasta la fecha de tu menstruación para corroborar si tienes o no un retraso. No obstante, algunas mujeres pueden sentir síntomas tempranos de embarazo ¡aún antes de la fecha de su posible regla! Descubrámoslos a continuación.

Quizá te interese: «Crianza natural: qué es y cómo se lleva a cabo»

Síntomas tempranos de embarazo

Síntomas tempranos del embarazo
No se puede sentir algo cuando el óvulo es fecundado, pero sí tras una o dos semanas desde el momento de la concepción.

A mí me ha sucedido con mi segundo hijo: antes de tener una falta, ya sabía que estaba embarazada y eso se debió a los famosos «síntomas tempranos de embarazo». A continuación te presento cuáles son los primeros síntomas de embarazo, esos que brillan antes de que sientas el retraso de tu menstruación:

Sangrado de implantación

Aproximadamente entre una semana y 14 días después de la fecha de la ovulación, aparece un pequeño sangrado que puede durar un par de día. No se trata de un sangrado abundante sino de pequeñas manchas de sangre, por lo general de color más claro que la regla. Este sangrado se produce cuando el óvulo se implanta en el útero y, al coincidir la fecha con la de la regla, suele confundirse con ella.

Calambres

Similares a los calambres menstruales, estos calambres marcan el comienzo de los cambios uterinos. Es muy fácil confundirlos con aquellos de la regla.

Estreñimiento

El aumento de la progesterona puede generarte estreñimiento. Claro, si eres estreñida habitualmente, no te llamará la atención pero sino… ¡quizás estés embarazada!

Sensación de asco

Este fue el síntoma que me hizo sospechar a mí que estaba embarazada. Un día, me levanté y al lavarme los dientes, el sabor del dentífrico me dio muchísimo asco… igual que durante mi primer embarazo. Presta atención a si alguna cosa que comes o utilizas habitualmente para tu higiene personal te genera asco.

Lee también: «Por qué comprar una silla de paseo MacLaren Quest»

Náuseas y vómitos

Algunas mujeres comienzan a experimentar las temidas náuseas ya desde un par de semanas después de la concepción. De hecho, según datos de la American Pregnancy Association, el 25% de las mujeres entrevistadas sostuvo que las náuseas fueron su primer síntoma de embarazo.

Fatiga

No nos referimos a que estés cansada, sino a sentirte realmente extenuada, al punto de dormirte en los lugares menos convencionales. Cuando estás embarazada, el cuerpo trabaja a destajo para cubrir las necesidades del bebé. Una sensación de fatiga extrema puede ser uno de los primeros síntomas del embarazo.

Aumento de la temperatura basal

Si utilizaste el método de la temperatura basal para monitorear tu ovulación y has continuado tomando nota de tus cambios de temperatura, quizá hayas notado un suba. Cuando la temperatura se mantiene elevada por más de una semana, se puede sospechar la presencia de un embarazo.

Sensibilidad en los pechos

Algunas mujeres experimentan sensibilidad en los pechos desde los primeros momentos de la concepción. La misma encuesta mencionada anteriormente de la American Pregnancy Association sostiene que un 17% de las entrevistadas notó cambios en sus pechos antes de saber que estaba embarazada.

En conclusión, no se puede sentir algo cuando el óvulo es fecundado pero sí es posible experimentar síntomas tempranos tras la concepción. Si sientes uno o más de estos síntomas, quizá estés embarazada. No te apresures y ten paciencia: espera a la fecha en que debería venir tu regla para hacer un test de embarazo. O incluso mejor, dejar pasar (si tu ansiedad te lo permite) un par de días.

BIBLIOGRAFÍA:

(1) HealthLine. Early Pregnancy Symptoms. https://www.healthline.com/health/pregnancy/early-symptoms-timeline#symptoms-timeline

(2) American Pregnancy Association. Pregnancy Symptoms — Early Signs of Pregnancy. https://americanpregnancy.org/getting-pregnant/early-pregnancy-symptoms/

(3) WebMD. Early Pregnancy Symptoms. https://www.webmd.com/baby/guide/pregnancy-am-i-pregnant#1

Imagen principal: gags9999-Flickr

Icons made by Freepik from www.flaticon.com is licensed by CC 3.0 BY

People photo created by jcomp – www.freepik.com
Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *