La bañera hinchable de Jané cuesta muy poco dinero y, en un primer momento, puede parecer la opción perfecta si carecemos de mucho espacio en el hogar. Pero, ¿merece realmente la pena? A continuación analizamos las ventajas y desventajas de las tinas inflables para bebés, y específicamente te presentamos una reseña de la bañera hinchable Jané.

Características de la bañera hinchable

Nuevo modelo de la bañera hinchable Jané de luxe, con cojín para mayor comodidad del bebé.
  • Colores disponibles: turquesa y lima en el modelo básico (que puedes ver en la imagen de portada), verde y naranja en el modelo nuevo de luxe cuya imagen acompaña este segmento.
  • Incluye separador que permite achicar la bañera. El modelo nuevo tiene cojín.
  • Capacidad: 30 litros.
  • Tamaño 62×36
  • Asiento incorporado: no
  • Tapón incorporado: no
  • Manguera de desagüe: no
  • Inflador: no

Quizá te interese: «Silla de paseo ultracompacta Gb Gold Pockit Air»

Ventajas y desventajas de las bañeras inflables

Análisis de la bañera hinchable Jané: reseña y precio
Las bañeras hinchables para bebés son económicas pero no la mejor opción como bañera única.

Yo tuve la bañera hinchable Jané, de hecho la tengo aún guardada por si me atrevo a buscar otro peque. La principal ventaja que le veo es que, cuando dejas de usarla, no ocupa nada de lugar.

Para utilizarla, lo más cómodo es colocarla directamente dentro de la tina, ya que no cuenta ni con tapón ni con manguera de desagüe. Es decir que para vaciarla deberás darle la vuelta y volcar el agua.

Una desventaja importante que le encuentro es la posición que uno debe adoptar para bañar al bebé. Al no tener pie y estar a la altura de la bañera normal, es necesario estar sentado en el suelo para higienizar al pequeño. No es la posición más cómoda, la verdad.

Otra cosa que a mí no me convence de la bañera hinchable Jané (ni de ninguna otra de las tinas inflables para bebés que hay en el mercado) es que se venden como opciones para personas que no tienen espacio en su casa para más cosas de bebé y lo cierto es que una vez inflada, difícilmente la desarmarás cada día. Como lees, inflarla lleva su tiempo y, si no tienes inflador, un poco de esfuerzo. Por este motivo, veo complejo que la deshinches y vuelvas a hinchar cada vez que la necesites, con lo cual la misma quedará armada en el cuarto de baño.

Descubre: ¿Dónde comprar un cambiador que ocupe poco espacio?»

En conclusión, ahorrar espacio, lo que se dice ahorrar espacio, no es su función. En mi caso, terminamos sacándole bastante partido para usar en el balcón y que el peque se refrescase los días de calor.

Otra pega es que el cojín adaptador o separador se despega más o menos fácilmente, ya que va unido con un velcro. En cuanto a la limpieza, pues con el uso se dificulta su limpieza porque puede quedar suciedad en las ranuras. Lo mejor es limpiarla tras cada uso, como se haría con una bañera tradicional de plástico.

Ahora bien, ¿merece la pena comprarla? Pues yo la veo como una opción interesante para los abuelos, si es que de vez en cuando el peque se quedará con ellos o si vas de visita a algún lugar. Si el uso no es cotidiano, se puede armar y desarmar a necesidad. Si no, pues la verdad es que no la compraría nuevamente.

Precio de la bañera hinchable Jané

Su precio es súper accesible y, seguramente por ello, tanta gente la compra. El mismo ronda los 12 euros (poco más, poco menos).

No dudes en contactarte conmigo a través formulario de la sección “Asesórate gratis” para recibir consejos personalizados para ti en razón de tus necesidades, deseos y presupuesto. ¡La consulta no tiene costo!


Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *